Translate

1 de julio de 2016

LLUEVEN Y ARDEN

Llueven pensamientos
en la frontera del no quiero pensar.
Y pienso. Te pienso,
te imagino, te construyo
de cristales transparentes,
que tratas de opacar. Pero te veo,
aunque no quiera mirar.
Y miro y veo más allá
de lo que alcanzan los ojos.
Y pienso lo que no debo pensar.

Arden
sentimientos
que no consigo quemar.
Hice una pira con los vestidos
del desengaño, con el calzado
roto y viejo de mis andaduras tras de ti.
¿Por qué no se quema el fuego?
Me autocombustiono, pero no quemo nada.
Todo permanece incombustible.


Nada arde excepto yo.

©
María Luisa Domínguez Borrallo