Translate

12 de marzo de 2017

LA ÚLTIMA CERILLA

Enciende esa cerilla,
qué más da si es la última.
Debemos apurar esta también
para luego morirnos de frío.
Para que las tinieblas lleguen de golpe
y nos traguen, para que definitivamente
nadie pueda vernos ya nunca.
Enciende la cerilla y apaga los ojos
mientras me quemas con el último beso.
No temas a la conciencia,
deshazte de ella,
hay cosas que no sirven para nada:
La fotos viejas, las viejas canciones,
los amores viejos...
Entrégate al desenfreno de lo nuevo,
después de todo mañana no existirá tras el hoy.
Enciende la última cerilla, que ya,
se nos irá consumiendo la vida.


© María Luisa Domínguez Borrallo

5 de marzo de 2017

LA SEMILLA

Volaban los pájaros y la casa
a buscarle, volaban mis manos
a su memoria y mi costado
era la mano que balanceaba una
cuna vacía.
Todo volaba hacia él con afán
de arraigarse.
Yo solo era una semilla
esperando germinar
en una buena tierra.


© María Luisa Domínguez Borrallo
(Penélope en Su Odisea - Edc. Amargord) 


2 de marzo de 2017

NO ENCUENTRO LAS LLAVES

No encuentro las llaves de casa,
ni el tiempo que perdí
mirando tu foto esta mañana.
No encuentro aquel pensamiento
que me llevaba a ti por aquel
camino angosto de los recuerdos.
No encuentro las llaves del coche,
ni el mechero.
¿Por qué se me ocurrirá fumar
ahora que todo está perdido?
El bolso está tan revuelto
como mi vida, los dos están llenos
de por si acasos.
No encuentro las llaves en el bolso,
y a ti no te encuentro
en ningún pensamiento.


© María Luisa Domínguez Borrallo

1 de marzo de 2017

LA PARCELA

Yo tuve una casa plegada en el cielo
con vistas al epicentro de mi felicidad.
El cosmos era más grande que aquella parcela
apartada al mundo.
Ciegos, valorad vuestra invidencia
porque no será perpetua.


© María Luisa Domínguez Borrallo

© Fotografía de la autora