Translate

4 de enero de 2017

EL ÚLTIMO LUGAR

No era la belleza ni la inmundicia,
ni la clave, ni el son.
Eran las paredes de esta casa, el espanto
de saberlas omnipotentes frente a los muros del tacto.
Frente al volumen del verso en el pecho desmembrado,
en la caricia que no llega a tiempo,
en la última estación del poema.


©
María Luisa Domínguez Borrallo

© Fotografía de Manuel González Flores